Análisis de SunAge 2


Tiempo estimado de lectura: 5 minutos.

Ofrece un modo de juego tan clásico, que si el último juego de estrategia en tiempo real que disfrutaste fue el Dune 2 no vas a encontrar ningún problema más que el uso de las líneas de energía para la planificación de las bases. Y es esa sensación a viejo lo que le da cierto encanto.

Para empezar debes prepararte mentalmente para este juego que salió a la venta a finales del 2007, porque las gráficas, controles, restricciones, etc. te hacen pensar que estás a la mitad de 1990 viviendo la época dorada.

La historia es de lo más mata cerebros posible si no te gustan las de serie B. Futuro post-apocalíptico, los adinerados viven en domos gigantescos, los mutantes radiactivos del desierto, que ahora es la Tierra, los atacan porque están aburridos por lo que ya sólo un domo queda en pie. Luego aparece un colectivo de robots asesinos provenientes del planeta-paraíso Elysium a unirse a la fiesta. El juego tiene muchas similitudes con Dark Reign (¡juegazo!) y con el KKND (¡otro juegazo!). Con este último la historia es increíblemente parecida, en especial lo de los robots agrícolas.

Si deseas construir debes conectar tus estructuras a la red de poder para que funcionen, con cables ó energía vía microondas que viaja por torres desde el reactor central, que es la base principal de cualquier facción. Esto ayuda a expandirse bastante rápido y crea unos interesantes combates ya que un ataque a alguna torre puede dejar sin energía las defensas de cierto puesto de avanzada.

Es decir, todas la estructuras deben estar conectadas a la red de energía ó dejan de ser útiles, claro que luego se puede construir otra y restablecer el flujo pero es un tiempo valioso el que se pierde. En el caso de los Raak-Zun también los recursos son transportados por estos cables de energía, lo que hace su recolección rápida pero más riesgosa ya que al destruir una torre que conecte la mina con el reactor se detiene el flujo.

En cuánto a los recursos se refiere contamos con 4 que se obtienen de la misma manera, construyendo una mina: Nitrium Ore (azul), Plutonium (verde), Iberium (amarillo) y Zirkonium (rojo). Con el azul se construyen unidades básicas y con el rojo las más avanzadas, además de permitir investigaciones de diferentes niveles.

Existen 4 tipos de armaduras y 4 tipos de armas. Aunque suene complicado, su estilo es del tipo piedra-papel-tijera con lo que no sólo bastará elegir las unidades adecuadas, sino utilizar las habilidades secundarias que cada unidad posee en el momento adecuado al estilo Red Alert 3.

Hablando de las habilidades secundarias, estas deben ser investigadas en un árbol tecnológico tan simple que sólo es necesaria una estructura y los recursos adecuados. Aquí es donde me di cuenta que la interfaz era bastante primitiva y poco distintiva, pero cumple su tarea lo mejor posible.

En la campaña luego de una misión hay que salvar manualmente para no tener que repetirla, esto es algo realmente molesto. Aunque luego de los primeros parches se hizo posible cambiar los niveles de dificultad, la IA siempre será bastante agresiva. La campaña se cuenta con paneles de comics y subtítulos, pero los actores de voz no te enganchan a la historia aunque es de aceptar que los diálogos están lejos de ser una maravilla.

En cuanto a las unidades se refiere, al menos en la infantería se les puede adjuntar líderes para aumentar su efectividad, dichos escuadrones se crean en grupos de 5, claro que luego se pueden desagrupar. El problema con las unidades es que aunque se pueden agrupar sólo se pueden hacer escuadrones de un sólo tipo de unidad, lo que magnifica el micro-manejo aún más y eso es algo que compensa el estilo simplista de las unidades.

Al menos se les puede ordenar en alguna formación y que vean hacia cierta dirección, aunque a veces no funciona. El juego incluye un sistema llamado Indirect Intelligent Target, que sirve para decir a las unidades que ataquen ciertos enemigos de manera preferida, pero esto a veces no funciona y cuándo lo hace es bastante útil pero muy difícil estar haciéndolo en medio de la batalla porque ciertas unidades no viven mucho tiempo.

El multijugador ha sido siempre una pena, más aún con el número limitado de mapas (8) y con la mala suerte de no contar con un editor de escenarios. Pero es entretenido el modo skirmish y la IA pone una buena pelea, las partidas llegan a extenderse si hay suficiente recursos y si se despliega de una buena manera la red energética.

¿Cosas buenas? Las gráficas 2D son geniales, se usa una vista isométrica y los efectos son impresionantes para su nivel tecnológico, llamativos fondos de la selva y el domo, las animaciones por lo general son buenas a excepción las de la infantería. Es realmente una maravilla visual para los que nos gustan los juegos de figuritas estilo Age of Empires 2. No contiene DRM ni se requiere CD en la lectora para jugar y claro está que consume pocos recursos de la PC.

Pero por supuesto que hay misiles nucleares, naves voladores gigantescas y un tipo gordo con piernas mecánicas tipo insecto ó algo así. Tal vez por el hecho de que Lighthouse Interactive iba mal en ese entonces y luego fuera adquirida por SilverBirch, Inc. es la razón por la cual al juego no se le pudo dar un decente control de calidad para eliminar los errores más obvios. Tal vez sólo fue un mal diseño inicial.

El juego es tan malo que dan ganas de jugarlo para salir de dudas y cuándo lo haces tienes que instalar el último parche lo que hace que el juego se vuelva bueno. Por suerte no existe una demo para descargar, ya que sin el último parche el juego es tan divertido como empujar una gran roca montaña arriba. Recomendación; cómpralo si realmente te gustan los juegos de estrategia en tiempo real.

URL corta: http://bit.ly/1MDE0kI
Facebooktwittergoogle_plusredditmail

2 ideas sobre “Análisis de SunAge

  • Guillermo

    Buen artículo edr.

    Se destacan dos cosas del juego:

    – El Indirect Nosequé, que sólo lo vi en el Dawn of War, y en cada juego en el que se arman batallas de considerables tamaños, se llega a extrañar, aunque me imagino que en medio de la pelea debe ser difícil para configurar.

    – El hecho de cómo cayó la calidad de los juegos; cada juego que te compras tenés que esperar algunos meses para poder disfrutarlo como se debe, todo por culpa de los bugs, que en este juego es inexplicable, ya que con los pocos gráficos que tiene y lo simple que es, los programadores no deberían haber tenido problemas en corregirlos.

    P.D.: Qué linda imagen pusiste, la hiciste vos? =D

Los comentarios están cerrados.